Después de semanas de especulaciones, finalmente se confirmó que Adele y su pareja, Rich Paul, ya son marido y mujer.

Fue en medio de un show de comedia al que la cantante concurrió con una amiga y donde terminó de contarle al mundo que estaba nuevamente casada.

Los rumores de boda surgieron hace un año

Cuando la británica de 35 años de edad se refirió al agente deportivo, de 41, como su marido.

En las últimas horas, durante una función de stand-up que brindó su mejor amigo, Alan Carr, en Los Ángeles, la cantante fue más explícita al contar su estado civil.

«Esta noche estuve en el programa de humor de Alan Carr en Los Ángeles y Adele estaba entre el público.

Alan preguntó a la gente si alguien se había casado recientemente y Adele gritó: ‘Yo me casé», contó un espectador.

Otra persona que también estaba en la audiencia relató algo similar:

«Cuando él preguntó si alguien se había casado recientemente, ella gritó: ‘Yo’. Todo fue muy bonito y muy dulce, pero sucedió justo antes de que terminara todo», expresó.

«Adele estaba sentada atrás mío con una amiga pasándolo muy bien.

Su seguridad solo entró para traerle unos aperitivos. No le importaba que la gente supiera que estaba ahí.

Ella por momentos abucheaba a Carr, pero sabemos que son mejores amigos», añadió.

En septiembre, una fan le pidió matrimonio a Adele durante un concierto en Las Vegas.

Contundente, la intérprete la rechazó y le dijo: «Soy heterosexual y mi esposo está aquí esta noche».

Los primeros indicios de la relación entre Adele y Paul comenzaron en 2021, cuando se los vio en una cita en Nueva York.

The Sun obtuvo fotos que parecían confirmar el romance y que luego fueron respaldadas por Page Six.

Tras varias apariciones, el portal Deux Moi publicó en febrero de este año que la intérprete y el multimillonario agente, que trabaja con superestrellas como LeBron James, Anthony Davis y Ben Simmons, pasarían por el altar a mitad de año.

«Por mis confiables fuentes puedo confirmar que sí. Adele y Rich Paul están planeando una boda de verano», afirmó un periodista del medio de espectáculos, lo que elevó la expectativa.

Además, para ese momento, la compositora portaba el anillo de diamantes en su dedo anular que su pareja le había regalado meses atrás.

Si bien tanto Adele como Paul intentan mantener su vida privada lejos de los flashes, cada tanto se los suele ver juntos en algún evento o celebración.

A finales del año pasado, la artista paró uno de sus shows para agasajar a su novio.

«Y lo amo más que a la vida misma, entonces, ¿podemos desearle feliz cumpleaños? ¡Su nombre es Rich!», dijo ante una multitud que la ovacionaba entre gritos y aplausos.

Mientras que en la revista Rolling Stone calificó su relación como «increíble, sincera y fácil», en agosto pasado confesó que su sueño era casarse con Rich.

«Nunca me había enamorado así. Estoy obsesionada con él. Definitivamente quiero más hijos», le dijo a Elle UK mientras advertía que le encanta ser ama de casa:

«Soy matriarca y una vida estable me ayuda con mi música», agregó.

La cantante de «Rolling in the Deep» es la orgullosa madre de Angelo, que tuvo en 2012 con su entones esposo Simon Konecki.

Sobre la posibilidad de agrandar la familia, el 26 de agosto, en otro show en Las Vegas, le dijo a la multitud que estaba lista para ser madre pronto e incluso sostuvo que ya pensaba en algunos nombres.

Actualmente, la pareja vive en una mansión en Beverly Hills, antigua propiedad de Sylvester Stallone.

Sobre cómo se lleva Paul con Konecki, se sabe que tienen una buena relación, ya que se les vio charlando en un recital que Adele dio en Londres.

Imagen principal vía Archivo