“Si hubiera jugado bien mis cartas, podría haber sido la primera princesa judía”, escribió Barbra Streisand refiriéndose al Rey Carlos III, en su libro My name is Barbra, donde recopila sus memorias más preciadas.

En la época en la que se conocieron, con el rey Carlos III, la cantante estaba en auge y era reconocida en todo el mundo. Sobre esto, se llegó a rumorear que él tenía un póster guardado de ella.

Se conocieron en 1974, en el set de filmación de una película que la artista protagonizaba.

Desde ese entonces, se dice que forjaron una amistad única.

Esta relación trajo desencuentros con la propia princesa Diana, quien, según Streisand, sospechaba que la amistad entre ellos hubiera ido más allá.

La artista cuenta en su libro las aproximaciones hacia el rey y asume que “si hubiera jugado bien sus cartas, podría haber sido la primera princesa judía”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por 💄 (@makeupincinema)

En 1994 se reencontraron, esta vez detrás de escena en el concierto de Streisand en el Wembley Arena, en Londres.

En una nota, el por aquel entonces príncipe, le escribió:

“Fue un placer asistir a tu concierto de anoche, ¡estuvo maravillosa y adoré cada minuto!”.

Los rumores de romance fueron alimentados por las frecuentes reuniones entre este par de amigos.

En 1995, el príncipe invitó a Streisand a su propiedad en Gloucestershire donde, según la cantante, compartieron una cena a la luz de las velas.

Las declaraciones de la cantante produjeron un gran revuelo en redes sociales y los medios hablaron mucho sobre el tema.

No sería la primera vez que Carlos III tiene un romance paralelo.

Su conocida historia con Camila lo acompaña hasta el día de hoy.

Imagen principal vía Instagram