La zanahoria es una raíz de la familia de los vegetales que se convirtió en un ingrediente esencial para muchos platos, como las ensaladas, los salteados, las cremas o como un acompañamiento.

La alimentación saludable es uno de los factores clave para el bienestar del organismo y una dieta equilibrada no siempre es fácil de mantener e implementar.

Pero hay algunos alimentos que contienen un sinfín de beneficios para el cuerpo humano y que, al consumirlos de manera diaria, aportan ciertas vitaminas y minerales necesarios. Es el caso de la zanahoria, que posee una serie de propiedades cuyos efectos te sorprenderán.

 Además, se puede preparar de diversas formas, desde cruda hasta hervida o asada.

Este alimento contiene 40 calorías por cada 100 gramos, por lo que posee un bajo contenido en grasa, ya que prácticamente el 90% de su contenido está basado en agua.

Las principales propiedades que contiene la zanahoria son la vitamina A y los carotenoides, entre los que abundan el betacaroteno y la luteína, la vitamina C y la B6, o minerales como el potasio, el magnesio, el hierro, el fósforo y el calcio.

La zanahoria es originaria de Asia y forma parte de la familia de las umbelíferas.

Además, uno de los principales beneficios que te aportará este vegetal es que generará relajación en el cuerpo y la mente, ya que favorece el sistema nervioso y esto genera un efecto en el descanso.

Cuáles son los beneficios de consumir zanahoria diariamente

La zanahoria también posee propiedades antioxidantes que contribuyen a potenciar la salud física y mental. Entre los principales beneficios de esta raíz se encuentran:

Potenciar la salud ocular, de la piel y de las mucosas.

Ayuda al correcto funcionamiento del sistema muscular y nervioso.

Protege las células al bloquear la acción de los radicales libres.

Previene la aparición de arrugas en el rostro y minimiza el envejecimiento en los órganos.

Estimula la salud cardiovascular.

Funciona como un alimento diurético y así evita la retención de líquidos.

Fomenta la salud ocular: de hecho, un déficit de vitamina A puede generar problemas visuales o ceguera.

Una de las mejores formas para incorporar la zanahoria a tu dieta diaria

Una de las formas más eficaces de incorporar de manera rápida la zanahoria a tu dieta diaria es consumir un jugo de naranja y este vegetal en el desayuno.

Esta mezcla, además de todos los beneficios mencionados anteriormente, contribuye a normalizar los niveles de colesterol en la sangre y a reforzar el sistema inmune.

El jugo de naranja potencia las defensas y aporta los nutrientes como la vitamina C, el calcio, el magnesio, el beta caroteno, el ácido fólico, el fósforo, el potasio, el cobre y el zinc.

En tanto, ya que la zanahoria puede perder frescura y humedad con el tiempo, aunque suele aguantar bastante tiempo en buen estado, se pueden sumergir en agua para “revivirlas” a través de un sencillo proceso.

Dentro de un recipiente con el líquido, se deben colocar los vegetales y taparlos al guardarlos en la heladera. Luego de permanecer 24 horas, se podrán ingerir.

Imagen principal vía Freepick