Organizado por la banda, grandes figuras del rock norteamericano y británico se dan cita para recordar al artista Taylor Hawkins, fallecido en marzo pasado;

Participan músicos de AC/DC, Queen, Rush, Queens of The Stone Age, Jane’s Addiction, Van Halen, Led Zeppelin, Metallica y, como sorpresa, Paul McCartney

Luego de algunos temas furiosos, la cantante Chrissie Hynde buscaba el ritmo de medio tempo junto a algunos compañeros de su banda The Preterders, con uno de sus clásicos: “Brass in pocket”.

Y así se despedía del público.

El bajo de la banda lo había empuñado Dave Grohl, el cantante de Foo Fighters, porque justamente se trataba de uno de los sets que por estas horas se realiza en el estadio Wembley de Londres, para homenajear a su viejo compañero de ruta, Taylor Hawkins.

La transmisión, en vivo, se puede ver en el canal de YouTube de MTV y cuenta con invitados especiales, como Paul McCartney.

Taylor Hawkins Tribute concert es el nombre de este homenaje para recordar al baterista de Foo Fighters, fallecido meses atrás en medio de una gira que estaba realizando la banda, y a pocos días de actuar para el público argentino, en el festival Lollapalooza.

El tributo había comenzado casi tres horas antes, con una retrospectiva de imágenes de la vida del baterista.

Lo que suele suceder a las introducciones en video es el poderoso comienzo de recital con una banda impresionado a su audiencia.

Pero esta vez hubo un sentido discurso previo, a cargo de Grohl. “Señoras y señores, esta noche estamos reunidos para celebrar la vida, la música y el amor de nuestro querido amigo, compañero de banda y hermano”.

Y también aseguró que sería una “gigantesca” noche dedicada a una persona “gigantesca”, por eso instó al público a que cantarla o bailara si así lo sintiera con actuación.

“También rían y lloren. Y hagan ruido porque él puede escucharnos”, agregó.

Enseguida, el que subió para abrir el concierto de homenaje fue Liam Gallagher, y en la batería estaba el omnipresente Grohl.

De ahí que en algún momento de su set Chrissie Hynde, le preguntara :¿Habrá algo que no sepas tocar?

Luego se armó un super grupo para interpretar temas de David Bowie, integrado por músicos de Jane’s Addition (Chris Chaney), Queens of The Stone Age (Joshua Homme),

el baterista Omar Hakim y el productor y guitarrista Nile Rodgers.

El set comenzó con una potente versión de “Let’s Dance”. Con el pasó de las horas hubo muchos otros artista que subieron al escenario.

La lista contemplaba a Travis Barker (Blink-182), Nandi Bushell, Chevy Metal, Coattail Riders el ex Police Stewart Copeland, Josh Freese, Violet Grohl,

Justin Hawkins (The Darkness), Shane Hawkins, Joshua Homme (Queens Of The Stone Age), James Gang, Alain Johannes, Brian Johnson (AC/DC), John Paul Jones (Led Zeppelin),

Kesha, Greg Kurstin, Geddy Lee (Rush), Alex Lifeson (Rush), Brian May (Queen), Krist Novoselic (Nirvana), Mark Ronson, Luke Spiller (The Struts),

Supergrass, Roger Taylor (Queen), Rufus Taylor (The Darkness), Lars Ulrich (Metallica) y Wolfgang Van Halen.

Por supuesto que hubo varios cruces además de bandas armadas ad hoc, como el de Kesha en el set de Chevy Metal, o Coattail Riders con el inefable Grohl en el bajo y Wofgang Van Halen en la guitarra,

que hizo recordar tanto la manera de tocar de su padre, Eddie, en un clásico de Van Halen, “Hot For The Teacher”.

Más tarde, temas de Jeff Buckley, en otro rejuntado de artistas: el productor Greg Kersten, Chris Chaney y Violet, la hija de Grohl.

Claramente, el tributo viene siendo un mini festival más que un concierto, con un disparador, que es el homenaje y su eje de desarrollo,

pero con distintas aristas que seguramente se fueron ampliando durante el tiempo que, tanto Foo Fighters como la familia de Hawkins, se tomaron para darle forma al guión.

Sin duda, tuvo agregados de último momento, como un saludo en video de Elton John, que había querido participar pero por problemas de agenda, relacionadas a su largo tour de despedida de los escenarios, no fue posible.

También se escuchó el mensaje de Stevie Nicks, casi a modo de poema dedicado al baterista fallecido,

y a un Grohl con voz quebrada, al recordar que durante los últimos días de ensayos, siempre aparecía la misma pregunta:

¿Qué pensaría Taylor de todo esto?

Ya caída la noche seguían desfilando las bandas famosas que sumaban invitados especiales.

Queens of The Stone Age tuvo el honor de contar por un rato, en sus filas, con el ex Led Zeppelin John Paul Jones.

James Gang volvió a un escenario después de más de quince años de no pisarlo.

Los Foo Fighters compartieron canciones con el batero de Metallica y el cantante de AC/DC, y más tarde sonó un temazo de “The Police” (”Next To You”) con el mismísimo Stewart Copland sentado a la batería,

y luego dos históricos del grupo Rush para un impensado set progresivo. Pero todo pudo suceder y sigue sucediendo. Hasta la aparición de los integrantes de Queen sobre el escenario.

Imagen principal vía Instagram