“Jake Gyllenhaal le dijo que la relación no estaba funcionando, y ella se puso muy mal”, declaraba a principios de 2011 un allegado a Jake Gyllenhaal y Taylor Swift, confirmando el fin de un intenso romance que duró tan sólo tres meses. La cantante lo pasó muy mal, y para 2012 lanzaba su album Red con canciones como All Too Well que hacían referencia a su tiempo juntos. El tema volvió a cobrar fuerza en noviembre pasado con el relanzamiento de 10 minutos (Taylor’s Version) en el que encontramos más detalles sobre el romance que puso de nuevo a Gyllenhaal en el ojo de los fans de su ex. Y él por fin habla sobre el drama que aún protagoniza a pesar del tiempo

Aunque Taylor Swift nunca aseguró que la letra de All Too Well, o temas de Red como We Are Never, Ever Getting Back Together trataba de él, hay varias pistas en la letra que la delatan. Más de una década después de poner fin a su romance, y de que la canción sonara por primera vez, el actor asegura: “No tiene nada que ver conmigo”.

“Se trata de su relación con sus fans. Es su forma de expresarse”, agregó a Esquire el actor de 41 años.

Jake no dio mucha importancia a los detalles de su relación que la cantante mostraría en la canción. En ella, Taylor retrata un idílico romance que poco a poco se transforma en desilusión hasta dejar un corazón roto.

“Los artistas aprovechan sus experiencias personales para inspirarse, yo no voy a resentir a nadie por eso”, agregó Jake en su entrevista, dando a entender que no se siente molesto ni decepcionado por cómo contó la historia su ex.

Eso sí, dejó claro que hasta la fecha no ha escuchado la nueva versión de la canción.