Tras haberse separado de una de las mayores superestrellas del mundo, Sam Asghari vive su mejor momento a sus 29 años.

Y es que, durante los últimos meses, el ex esposo de Britney Spears ha decidido aprovechar su soltería para enfocarse en sí mismo, cultivando su bienestar.

Como resultado de sus nuevos hábitos, el modelo se sometió a una notable transformación física

Que lo llevó a una radical pérdida de 15 kilos de peso que ha causado revuelo entre sus seguidores y en la opinión pública.

El actor y modelo iraní-estadounidense, quien salió de un matrimonio de 14 meses con Spears el pasado agosto,

compartió detalladamente con el portal Page Six detalles acerca de su “pequeña transformación”: la pérdida de entre 15 y 18 kilos en los últimos cinco meses.

Su ejemplar reinvención física se mostró palpable en los vídeos de sus rutinas de entrenamiento que suele difundir en su cuenta de Instagram,

donde luce un cuerpo, cuello y rostro considerablemente más esculpido y tonificado.

“A veces, cuando estás en una situación en la que no te centras necesariamente en ti mismo,

puede ser difícil para ti notar tus cambios corporales, pero todo el mundo lo hace”, confesó Asghari al medio.

Sin embargo, el galán ha dejado claro que este cambio no está motivado por la idea de un “cuerpo de venganza”

contra la cantante, sino que obedece a una motivación mucho más introspectiva:

“El amor propio es algo que todo el mundo debería practicar”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Page Six (@pagesix)

No es la primera vez que Asghari pierde peso de forma significativa.

En una pasada entrevista con Men’s Health, el preparador físico había rememorado cómo llegó a pesar hasta 136 kilos después de ser expulsado de su equipo de fútbol universitario,

lo cual definió como un período oscuro de su vida marcado por la depresión y la ansiedad, que lo llevó a descuidarse a sí mismo.

“Desayunaba Doritos, comida rápida, azúcar, dulces, nada de proteínas, muchos carbohidratos y bebía refrescos

azucarados”, dijo el modelo a la revista, revelando que estos hábitos no solo deterioraron su forma física.

“Mi alimentación era horrible. El estrés y el miedo a no ir a ninguna parte en la vida combinados, me provocaron la depresión”, contó.

Decidido a dar un giro a su situación, Asghari se comprometió en un régimen de entrenamiento riguroso de dos horas diarias y estableció un cambio radical en su alimentación.

Estos ajustes en su vida no solo lo llevaron a iniciarse como modelo y actor, sino que también impulsaron una carrera que lo

llevó a su encuentro con Britney Spears en el rodaje de su videoclip “Slumber Party” en 2016, marcando el casi inmediato inicio de su relación.

Fuera de estar interesado en dedicar tiempo a un posible nuevo amor, Asghari aseguró que “en estos momentos estoy centrado en el trabajo”.

En ese sentido, recientemente hizo una aparición en la serie de Paramount+ “Special Ops: Lioness” y también está volcado en dirigir “Asghari Fitness”,

un negocio propio del deportista de origen iraní que ofrece a sus miembros programas de entrenamiento personalizados y asequibles planes semanales de comidas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Sam Asghari (@samasghari)

En su plataforma de Instagram del mismo nombre, Asghari también comparte con regularidad vídeos de sus entrenamientos,

así como fotografías que documentan su progreso y su dedicación al ejercicio, evidenciando su compromiso con un estilo de vida saludable.

A pesar de su estado civil actual, Sam admitió a Page Six que, por el momento, la única compañía femenina en su vida es su

doberman, Portia, aunque no descarta la posibilidad de adoptar otro perro en el futuro.

Con respecto a su vida amorosa, Asghari aseguró que “definitivamente no voy a unirme a ninguna aplicación de citas en el corto plazo, eso seguro”.

Spears se casó con Asghari en su casa en Thousand Oaks, California, el 9 de junio de 2022, frente a invitados como Selena Gomez, Drew Barrymore, Paris Hilton y Madonna,

en una boda vista como un hito en su vida recién recuperada después de la disolución seis meses antes de la tutela judicial que controló su vida durante más de 13 años.

Imagen principal vía Archivo