Tristan Thompson está supuestamente esperando su tercer hijo, esta vez con Maralee Nichols, que ya ha demandado al jugador de los Sacramento Kings por la manutención de su bebé a pesar de que aún no ha nacido,

Según informa el ‘Daily Mail’, citando documentos judiciales.

Esto sería una noticia sin demasiada transcendencia si no fuera porque el bebé que espera fue supuestamente concebido en el 30 cumpleaños de Tristan, en marzo,

Cuando él y Khloé Kardashian (37) todavía estaban saliendo.

Efectivamente, se viene dramita porque, la demanda por la manutención al parecer incluye una declaración de Thompson

En la que reconoce haber tenido relaciones sexuales con Nichols varias veces en un hotel después de que la pareja asistiera a una fiesta juntos.

Ni el abogado del jugador de baloncesto ni su representante han querido hacer comentarios al respecto.

Sin embargo, Thompson afirma que esa noche fue la única vez que tuvo relaciones íntimas con Nichols,

Pero los abogados de Nichols afirman que su aventura comenzó al menos «cinco meses» antes de su 30 cumpleaños

y que ella viajó a California en múltiples ocasiones, y continuó después de quedarse embarazada.

Khloé también se menciona en su declaración, que fue firmada el 5 de agosto, y se refiere a ella como la «ex novia» de Thompson y la madre de su hija, True Thompson (3).

Tristan también tiene otro hijo de 4 años, Prince Thompson, con su la modelo Jordan Craig.

Después de muchos rumores de ruptura, este verano por fin se confirmó que Khloé le había dado carpetazo a lo suyo con Tristan.

¿El motivo? Otra nueva infidelidad (o mejor dicho, tres) por parte del padre de su hija.

La noticia la daba en exclusiva el periódico británico Daily Mail.

Resulta que hubo una fiesta en uno de los miles de casoplones de Bel Air, y Tristan estaba invitado.

Una vez allí, parece ser que lo vieron meterse a una habitación con un amigo y otras tres chicas. Tres.

La misma fuente contó a Daily Mail que Tristan estuvo en dicha habitación cerca de media hora y que al salir de allí se le veía «despeinado».

Lo sabemos, es todo un poco surrealista y parece que está cogido por los pelos (chistaco), pero por lo visto fue suficiente para que Khloé decidiese poner punto y final a su relación.

A %d blogueros les gusta esto: