Reflexionar sobre lo que realmente significa la felicidad puede tener un toque místico. A lo largo de la historia, la humanidad ha buscado incansablemente la respuesta a esta pregunta, pero no ha encontrado una respuesta única.

Desde los filósofos de tiempos antiguos hasta los pensadores modernos

Todos se han embarcado en la búsqueda de comprender ese estado de bienestar que todos anhelamos.

Lo curioso es que, a pesar de todos estos esfuerzos, no existe una única definición de felicidad.

Cada persona tiene su propia perspectiva, sus propios factores que contribuyen a alcanzar ese estado de dicha.

En resumen, la felicidad es tan diversa como las personas que la experimentan, y tal vez en esa diversidad radica la verdadera magia de este concepto tan fascinante.

Probablemente todos los enfoques que existen sobre la felicidad tienen parte de verdad y con cada uno se podría conseguir esa felicidad que todos ansían.

National Geographic ha revisado estudios sobre el asunto y ha concluido que hay 5 hábitos que ayudan a lograr la felicidad.

5 hábitos fáciles para ser feliz

1. Hablar en voz alta de tus emociones

Un estudio publicado en la National Library of Medicine destaca lo importante que es etiquetar las emociones.

Según esta investigación, cuando le pones nombre a lo que sientes, estas frenando la actividad de una parte de tu cerebro

llamada amígdala, que normalmente se activa cuando experimentas emociones intensas.

Los psicólogos respaldan esta idea y sugieren que escribir o hablar sobre las emociones puede ser beneficioso.

Este hábito no solo te permite procesar lo que estás sintiendo, sino que también te ayuda a distanciarte de los problemas,

mirándolos desde una perspectiva más objetiva.

2. Debes socializar aunque te cueste

El ser humano está diseñado para socializar y el bienestar depende en gran medida de las relaciones interpersonales.

Por lo tanto, dedicar tiempo a la socialización, aunque sean solo unos minutos al día, es clave para disfrutar de una vida más feliz.

El famoso estudio de Harvard Study of Adult Development que ha durado nada menos que 85 años (empezó en 1938) ha

demostrado que las relaciones positivas a lo largo de la vida es lo que hace más felices a las personas.

Según la investigación, las personas que tienen amistades sólidas a los 50 años llegan a los 80 en mejor forma que las que no las tienen.

3. Haz todo el ejercicio que puedas

Hacer ejercicio forma parte de la receta de la felicidad.

La famosa cita latina “mens sana in corpore sano” ha sido respaldada por la ciencia actual.

Un estudio realizado por las universidades de Oxford y Yale, publicado en The Lancet, demuestra que hacer ejercicio aporta más felicidad que la riqueza material.

4. abrazar ayuda a sanar

El contacto físico, como los abrazos, tiene la capacidad de reducir la liberación de cortisol en el cerebro

y estimular la liberación de oxitocina y serotonina, lo que mejora el estado de ánimo.

Un estudio publicado en la revista PLOS ONE revela que recibir o dar un abrazo puede ayudar a mitigar los sentimientos negativos que surgen durante un conflicto personal.

5. Siempre háblate en positivo

Así como las relaciones con los demás son esenciales para una vida feliz, nuestra relación con nosotros mismos también lo es.

A menudo, en momentos en los que no cumplimos con nuestras expectativas, tendemos a dirigirnos mensajes negativos, como “soy un desastre” o “siempre me equivoco”.

Esto tiene un impacto en la forma en que nos percibimos y en nuestro comportamiento futuro.

Imagen principal vía Freepick