¿Cuántas veces has ido a la pelu creyendo que tienes poca cantidad de pelo y la estilista te ha dicho «sí que tienes, lo que pasa es que tienes el pelo fino»? Nos pasa a muchas.

Hay mujeres que tienen una fibra capilar como un hilo de coser, fuerte y grueso. Nosotras no, y no pasa nada.

Las mujeres con pelo fino a menudo buscan soluciones para darle más cuerpo y movimiento.

Este tipo de cabello, suele pegarse al caso con más facilidad, provocando un efecto apelmazamiento, además, cuenta con menos volumen y puede dar la sensación de melena poco poblada.

Pero nada más lejos de la realidad, el pelo está ahí, solo tenemos que moldearlo y darle la forma que más le favorece.

Cortes de pelo tendencia para cabello fino

«En cabellos finos y con poca densidad, el truco es cortar sin demasiadas capas porque, de lo contrario, reduciremos aún más el volumen y la melena se verá muy pobre.

En estos casos, se recomiendan cortes cortos y enteros, con las puntas ligeramente desfiladas para darles un poco más de aire, y peinados hacia dentro para lograr un aspecto de mayor volumen», explica Mª José Llata, directora de Peluquería Llata Carrera.

Corte ‘bob’ redondo

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Joseptoledano (@joseptoledano)

Se trata de un corte de pelo ‘bob’ recto y con las puntas peinadas hacia dentro con secador y cepillo, queda muy bien en este tipo de melenas.

Los estilos bob en general son los mejores amigos de este tipo de cabello y además, son uno de los cortes de pelo más tendencia en 2024.

Corte ‘pixie’ para cabello fino

¿Se acerca el buen tiempo y te apetece un cambio drástico? El ‘pixie’ es la opción perfecta.

Este tipo de corte ayuda a disimular la falta de densidad, especialmente cuando se lleva con un acabado un poco despeinado.

«Un truco es dejar la zona de la raíz más larga y elevarla, para dar mayor sensación de cuerpo», explica Llata.

Flequillo abierto

«Para aportar una apariencia de mayor cuerpo, es una buena idea apostar por un flequillo cortina o abierto y un poco irregular.

Lo peinaremos con movimiento y nos aseguraremos de darle algo de volumen a la zona de la raíz, para que no quede demasiado aplastado», sostiene la estilista.

Long shaggy

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Laura Salazar (@hush_ncut)

Por su parte, Conchi Arias, fundadora de Campos Curlyhair, nos aconseja apostar por el ‘long shaggy’:

«El acabado desenfadado y con movimiento de este corte capeado, que se peina con las puntas hacia fuera, nos ayudará a conseguir una apariencia de mayor volumen, siempre que las capas no sean demasiado cortas.

Es ideal para equilibrar rostros redondos y con forma de corazón».

Capas invisibles

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por ⁣ (@albertonavarrohairstyles)

Cuando tenemos el pelo fino y nos hablan de capas empezamos a temblar. Por eso las capas invisibles para este tipo de cabello son la mejor opción. Son capas pequeñas debajo de las capas largas, para que el cabello que está más cortito empuje un poco la raíz y nos ayude a añadir volumen.

Imagen principal vía Archivo