Algunos alimentos no sientan tan bien de noche, es por eso que en la cena se suelen preparar comida ligeras, no obstante, en algunos casos no suelen ser tan saciantes.

Es por eso que un par de horas después de haber comido, nos pega el hambre y podemos caer en la tentación de comer un alimento nada sano.

Por tal motivo, a continuación, te dejo varias comidas rápidas de preparar para matar los antojos nocturnos.

Palomitas

No son las que venden en la tienda acarameladas o embarradas de mantequilla, pues lo más sano es comerlas sin mantequilla y con un poco de sal.

En una cazuela coloca un puñito de granos de maíz, añade un poco de sal, revuelve y tapa. Espera hasta que los granos revienten y listo, puedes disfrutar de tus palomitas saludables.

Pan con aguacate y huevo duro o queso

El aguacate nos brinda grasas buenas, el pan hace que tengamos una buena digestión, en particular si es integral, y el huevo cocido, además de aportar grasas y proteínas saludables, no añade más 80 calorías, por lo que es perfecto para saciar el hambre sin sentirnos culpables después. Solo tienes que sazonar con sal y pimienta.

Cereal con yogurt

Los cereales integrales son la mejor alternativa, la avena puede ser una buena opción y mézclalo con yogurt griego, que no tiene grasa ni azúcar. Incluso podrías añadirle algunos toppings como trocitos de plátano o manzana.

Manzana con crema de cacahuate

Si quieres comer algo dulce, sano y rápido de preparar, unta crema de cacahuate en trozos de manzanas, pero no comas más de una cucharada de crema de cacahuate para que no te caiga pesado en el estómago.

Ensalada atún

Una opción en caso de que tengas mucha hambre es abrir una latita de atún en agua y mezclarla con aguacate, apio, tomate o alguna otra verdura de tu preferencia, pero picada en trozos pequeños. Cómela con galletas saladas y listo.

Imagen principal vía Freepick