Spider-Man 4 se encuentra en medio de un conflicto entre Sony y Marvel, lo que está generando problemas en la producción y un retraso en la tan esperada película del héroe arácnido.

Desde su integración al Universo Cinematográfico de Marvel (UCM), Spider-Man, interpretado por Tom Holland, se ha convertido en un pilar fundamental para ambas compañías.

Sin embargo, los desacuerdos sobre la dirección que tomará Spider-Man 4 están causando tensiones significativas.

Sony busca traer de vuelta a Andrew Garfield y Tobey Maguire para Spider-Man 4, una idea que Marvel no respalda, ya que busca explorar nuevos enfoques para el personaje.

Mientras Marvel propone una trama centrada en la vida de superhéroe callejera de Peter Parker, enfrentándolo a personajes

como Daredevil o Ant-Man contra Kingpin, Sony pretende llevar al héroe arácnido a un nivel multiversal.

Los rumores comienzan a destacar que la producción de Spider-Man 4 se ha convertido en un «desastre» antes incluso de

comenzar, ya que las dos productoras no pueden ponerse de acuerdo en la fecha de estreno ni en la dirección de la historia.

Este conflicto ha dejado a los fans en incertidumbre sobre el futuro de la película.

En medio de todo este caos, surge la pregunta: ¿Cuál debería ser el camino a seguir para esta cuarta entrega? ¿El enfoque más terrenal de Marvel o la expansión multiversal de SONY?

¡La decisión está en juego, y solo el tiempo dirá quién saldrá victorioso en esta épica confrontación!

Pero está claro que siempre es mejor que Marvel Studios supervise el trabajo de SONY, ya que no han sabido manejar del todo bien personajes como Venom, Morbius o Madame Web.

Imagen principal Wikimedia Conmom