La princesa Ana de Inglaterra ha sufrido lesiones menores y una conmoción cerebral tras un incidente en la finca real de Gatcombe Park el domingo por la noche, según dijo el Palacio de Buckingham.

La hermana del rey Carlos III, de 73 años, ha sido hospitalizada como medida de precaución para quedar bajo observación y se espera que se recupere por completo.

Aunque no se había confirmado la naturaleza exacta de las lesiones, había caballos en la zona.

Su equipo médico dijo que sus lesiones en la cabeza encajaban con un posible impacto con la cabeza o las piernas de un caballo.

“El rey se ha mantenido estrechamente informado y se suma a toda la familia real para enviar su más cariñoso afecto

y buenos deseos a la princesa para una pronta recuperación”, indicó el palacio en un comunicado el lunes, sin dar más detalles.

La princesa estaba caminando por el perímetro protegido de la finca cuando se produjo el incidente, según la Press Association británica.

El servicio de emergencias respondió a un aviso en el lugar

y Ana fue atendida allí antes de ser trasladada al hospital Southmead en Bristol. Su esposo, el vicealmirante Tim Laurence, la acompañó.

La princesa Ana de Inglaterra es uno de los miembros más ocupados de la familia real, que asumió más tareas tras el diagnóstico de cáncer de Carlos.

Sus compromisos en los próximos días serán aplazados y la princesa no asistirá a la cena de estado organizada en honor del emperador de Japón.

Imagen principal vía Wikimedia Commom