Sea como sea a nadie le va a gustar el final de La casa de papel. Así lo compartió el actor Jaime Lorente durante una rueda de prensa.

«A nadie le gusta que terminen las cosas pero creo que lo importante es el viaje de la serie, lo que ha pasado. La gente ya es suficientemente fuerte para que merezca la pena seguir al final», señaló.

Este 3 de diciembre se estrenará en Netflix el volumen 2 de la quinta temporada. Finalmente, se sabrá si los protagonistas podrán llevarse el oro del Banco de España. También se conocerán las repercusiones de las bajas en el equipo, entre las que están personajes como Tokio (Úrsula Corberó).

En la conferencia virtual estuvieron presentes actores como Úrsula, Miguel Herán (Río), Álvaro Morte (el profesor), Jaime Lorente (Denver) y Pedro Alonso (Berlín). También participaron Alex Piña y Esther Martínez Lobato, los creadores.

La guionista Esther Martínez compartió que los capítulos finales son distintos a lo que se ha visto anteriormente en términos de acción pues se tratará de una trama más emocional.

«Se siente un poquito distinta pero también porque de alguna manera estamos terminando un viaje que ha sido muy largo, muy rocambolesco, lleno de aventura y también emocionalidad», dijo.

«Nosotros los escritores, los que hacemos la serie, necesitábamos cerrar con mucho sentimiento este viaje. En esa última parte de la quinta temporada esta serie de narrativa más emocionante era mucho más nuestra porque nos estamos despidiendo «.

Alex compartió que es la temporada más orgánica de su serie, y que tiene una solidez muy completa.  «Tiene gran parte de adrenalina y muchos giros pero funciona en términos sentimentales», añadió.

Durante la charla virtual los asistentes descartaron que se dejaría el final de La casa de papel abierta para alguna otra temporada.

A %d blogueros les gusta esto: