Inspirado en la novela de 1964 escrita por Roald Dahl, Paul King trajo de vuelta a uno de los personajes más icónicos del cine con Wonka, un adorable musical que ha cautivado a las audiencias.

Las habilidades de baile y canto de Timotheé Chalamet lo hicieron el candidato perfecto

Para interpretar la versión joven del famoso chocolatero, anteriormente interpretado por Jhonny Depp y Gene Wilder.

La historia nos lleva al pasado de un soñador y gentil Willy Wonka que desea abrir su famosa fábrica de chocolates.

Un viaje colorido llenó de magia que queda muy bien para temporada navideña y aunque su protagonista es encantador,

tiene un lado oscuro que muy pocos conocen y que una vez que lo descubras, te hará verlo de otra manera.

Aunque el director de Paddington admitió inspirarse en una magnífica película de caníbales para desarrollar la película,

esta solo nos muestra el origen de la fábrica, lugar donde años después ocurrirá la magia y el terror.

Por ello, tenemos que centrarnos en Willy Wonka y la fábrica de chocolates de 1971 a cargo de Mel Stuart.

Al igual que en la versión de Tim Burton, Wonka selecciona a cinco niños para que visiten su fábrica, pero tentados por el rico chocolate sufren toda clase de tragedias,

sin embargo, en esa película en específico no se explica qué ocurrió con los niños, por lo que muchos creen que fueron asesinados con ayuda de los Oompa-Loompa.

Esta teoría fue compartida por la tiktoter Annymxtz, quien detalla cómo cada uno de los niños tiene un final atroz,

quizás el más perturbador es el de Violet, quien come una goma de mascar que la hace inflarse, por lo que los Omppa-Loompa se la llevan para provocarle un desangrado.

Otro ejemplo es el de Mike

Quien después de meterse en una televisión se encoge y para regresarlo a su tamaño, lo llevan a una máquina alargadora de

caramelo que provocaría que sus huesos se rompan, ocasionando su muerte.

La teoría asegura que Charlie, el único sobreviviente, se vuelve uno de sus principales aliados y será el encargado de traer nuevas víctimas, ya que es algo que Wonka hace con frecuencia.

Aunque esto no se ha comprobado, no podemos negar que lo que le ocurre a los niños resulta bastante traumático, por lo que Wonka no es tan adorable como aparenta.

Imagen principal vía Archivo