Después de 36 largos años, Michael Keaton vuelve a encarnar su icónico papel en Beetlejuice Beetlejuice, la continuación de la exitosa película dirigida por Tim Burton que se volvió un clásico a finales de la década de los 80.

Esta nueva entrega, que llegará a las salas de cine el 6 de septiembre, también verá el regreso de Winona Ryder y Catherine O’Hara en sus papeles originales.

Además, se suman al elenco Jenna Ortega interpretando a una joven llamada Astrid

(quien es la hija de Lydia) y Justin Theroux, recordado por su papel en la serie de HBO The Leftovers, en un papel que aún se desconoce.

La película original de Beetlejuice (1988) nos introdujo a la pareja de fantasmas Barbara (Geena Davis) y Adam Maitland (Alec Baldwin),

quienes, en un intento por expulsar a los nuevos habitantes vivos de su hogar, solicitan la ayuda del travieso demonio Beetlejuice.

En este caso, la secuela se centrará en un evento trascendental en la familia que dará inicio a toda la trama, misma de la que aún no se han confirmado mayores detalles,

ya que Burton se ha mantenido discreto al respecto; sin embargo, se ha rumorado que en el film tendría lugar la muerte de Charles Deetz (Jeffrey Jones), el padre de Lydia.

La secuela oficial y la secuela olvidada

Tim Burton expresó que durante años, él y Keaton habían conversado sobre la posibilidad de una secuela, pero solo consideraron llevarla a cabo si encontraban el gancho emocional adecuado.

La idea de explorar la vida de Lydia después de tantos años y reunir a tres generaciones de mujeres bajo el apellido Deetz proporcionó ese nexo emocional que finalmente los motivó a proseguir.

La película también contará con Monica Bellucci como la esposa de Beetlejuice, Arthur Conti, y Willem Dafoe como una exestrella de acción B que se convierte en oficial de policía en el más allá.

Burton ha destacado su intención de volver a las raíces con efectos prácticos y animación stop-motion para revitalizar la sensación clásica del primer film.

Pero la idea de revivir el clásico con una segunda entrega se planeó por primera vez en los primeros años de la década de 1990

y tenía como título provisional Beetlejuice Goes Hawaiian, en la que se pretendía trasladar al icónico personaje a las vivaces y soleadas costas hawaianas.

La historia se centraría en la apertura de un resort turístico por parte de la familia Deetz en Hawái, provocando el regreso del fantasma al mundo de los vivos y causando estragos entre los residentes de la isla.

A pesar del entusiasmo inicial, el proyecto nunca se concretó debido a conflictos de programación entre el reparto y el director, quedando finalmente en el olvido.

Los rostros del clásico y la cara de una nueva generación

Michael Keaton retoma su icónico papel como Beetlejuice, marcando su regreso a uno de los roles más significativos de su carrera.

El film original de los ochenta no solo catapultó a Keaton al estrellato, sino que también le abrió las puertas para protagonizar, bajo la dirección de Tim Burton, la película Batman en 1989.

Luego de relanzar su carrera con Birdman en 2015, obra del cineasta mexicano Alejandro G. Iñarritu, volvió a encarnar al emblemático Batman en 2023 en el film The Flash.

Aunque la película no cosechó éxitos en cuanto a crítica y taquilla, la actuación de Keaton fue uno de los aspectos más elogiados.

Otra figura conocida es Winona Ryder

Que también se consolidó como una figura destacada de Hollywood gracias a su actuación en el film de 1988 y el papel que le dio Burton.

Nacida el 29 de octubre de 1971 en Minnesota, Ryder tenía solo 15 años durante el rodaje y 16 al momento del estreno.

Hoy, a sus 52 años, Ryder es ampliamente reconocida por su papel en Stranger Things, la exitosa serie de Netflix, donde interpreta a Joyce Byers.

En cuanto a Jenna Ortega, quien recientemente colaboró con Burton en la serie de Netflix Merlina (Wednesday), se perfila como una nueva figura clave en este proyecto.

Ortega describió su papel de Astrid como único y complejo, subrayando la peculiar, pero significativa relación con Lydia.

“Es rara, pero de una forma diferente y no de la forma que se supone, diría yo”, contó Ortega, agregando que no tendría nada de “alegre y radiante”.

Imagen principal vía Archivo